Published On: sáb, Ago 10th, 2019

Se realiza certificación de mujeres por Escuela de Emprendimiento Femenino 2019 en UNAP Sede Victoria


La iniciativa permitió potenciar los diferentes negocios presentes en esta zona de La Araucanía

Ya en su cuarto año de operación, el ahora Centro de Negocios Sercotec Angol, operado por la Universidad Arturo Prat Sede Victoria, es una instancia que busca entregar servicios de apoyo a las pequeñas empresas y emprendedores de Malleco, con el fin de ayudar en el desarrollo económico del país. Bajo esta misión, veinte mujeres de las localidades de Lumaco, Capitán Pastene y Traiguén, recibieron su certificado de participación tras haber culminado con éxito la Escuela de Emprendimiento Femenino 2019, hecho celebrado en el Salón Auditorio de la Casa de Estudios.
Contando con la presencia del Director de la UNAP, Mario Navarro; el Director Regional de Sercotec, René Fernández; el Director del Centro de Negocios Sercotec Angol, Rubén Vera; y el Alcalde de Lumaco, Manuel Painiqueo; junto a Rodrigo Alarcón, Encargado de Fomento Productivo y representante del Edil de Traiguén; además de diversas autoridades de la Universidad y de las propias emprendedoras, el encuentro inició con palabras de René Fernández, quien agradeció y destacó el rol de las Casas de Estudios en los Centros de Negocios, asegurando que las capacitaciones adquieren un mayor valor gracias a la influencia de las instituciones formadoras; seguido por el Director Navarro, quien a su vez agradeció el apoyo de Sercotec, afirmando que las puertas de la UNAP siempre estarán abiertas a las emprendedoras, siendo esto parte de su misión institucional como entidad estatal, favoreciendo acciones que lleven al crecimiento de la sociedad.

El evento continuó con testimonios de Roxana Villagrán y Luisa Pérez de la comuna de Traiguén, quienes relataron sus experiencias en el camino de conformar sus negocios, asegurando que su paso por la Escuela fue “excelente, la Universidad Arturo Prat nos abrió muchas puertas y nos enseñaron cosas que como emprendedoras no sabemos. Una le tiene miedo a la innovación, y gracias a Dios, acá nos dicen que no hay que tenerle miedo, ya que es parte de una cuando se es emprendedora; se va entendiendo de esa manera y efectivamente es así, es parte de nuestra cultura” señaló Villagrán, quien es dueña del Vivero Ray Kuyen, o “Flor de Luna” en mapudungun, dedicado a la plantación de especies nativas y de plantas con fines medicinales, sumando recientemente la elaboración de maceteros de greda.
“Estoy en la etapa de formalización de los emprendimientos que llevo realizando desde hace más de siete años”, explicó Luisa Pérez, “y agradezco a la Escuela de Emprendimiento que nos ha permitido aprender sobre cómo llevar a cabo nuestros negocios para formalizarnos en general, ya que se tratan de varios procesos, junto con dar gracias a las diferentes instituciones que nos han permitido aprender y enfocarnos para hacer las cosas bien”, destacó la pequeña empresaria de Traiguén, quien ha podido desarrollar diversas iniciativas de negocios, como joyería en plata mapuche, conservas y cultivos hidropónicos, entre muchos otros.

Para Rubén Vera, del Centro de Negocios Sercotec Angol, “el haber llegado a esta etapa, en donde ya se hicieron las capacitaciones y se ejecutaron las escuelas para Lumaco y Traiguén, es llegar al fin de un hito, pero también al inicio de que una emprendedora pueda comenzar su negocio, mejorar, crecer, estar más instruida al momento de realizar un emprendimiento, y con información, se pueden lograr mejores resultados”, junto con valorar lo positivo de la jornada, ayudando una vez más al desarrollo económico de la provincia de Malleco.