Published On: vie, Mar 15th, 2019

ENTRETENIDO TALLER DE APICULTURA EN UNA ESCUELA RURAL DE PURÉN

Este taller de la escuela del sector de Huitranlebu, busca acercar a los niños a la experiencia de conocer y compartir con estos seres, que tanta importancia tienen en nuestro ecosistema.

Ahora, cuando más que nunca es primordial el cuidado y protección de las abejas, una increíble iniciativa es la que se está llevando a cabo por estos días en la escuela de la localidad de Huitranlebu en Purén, ya que sus alumnos están, en sus palabras «conociendo la vida de las abejas, para mejorar el planeta Tierra».

En este taller de apicultura, los niños y niñas de 5° y 6° básico, se conectan con esta práctica enseñada por su director y profesor, Octavio Avilez, quien el que con ayuda de su personal docente, les han brindado el apoyo necesario para que el desarrollo se lleve sin ningún problema.

“Mis niños fueron los que me empujaron a volver a esto, había hecho apicultura toda mi vida, desde los 8 años aproximadamente, hace poco me enfermé, me alejé un poco y al volver los chicos me propusieron crear un taller como este, y aquí estamos”, comentó el director, quien con mucho orgullo nos dice que “quiero formar niños líderes en apicultura, agricultura e interculturalidad”.

Y es que las actividades agrícolas han sido parte importante de esta escuela, ya que en el año 2015 recibieron de regalo un domo invernadero, cedido por Direct TV, espacio que siguen utilizando y aprovechando con creces.

Nos equipamos con la indumentaria de seguridad: velo, guantes y olverol con cierre; nos dirigimos hacia los cajones y Patricio Huenchuleo de 5° básico, nos instruye, “debemos primero observar las condiciones del tiempo, debe estar soleado, sin mucho viento. También hay que tener cuidado que nuestros compañeros de los cursos más chicos, no nos vayan a seguir”.

Proseguimos y utilizando el ahumador con mucha expertiz, los niños comienzan a demostrar las habilidades aprendidas en este periodo. “En esta actividad, se quiere aprovechar la miel para que los estudiantes puedan degustar y por supuesto conservar para tener durante todo el año, la guardan en frascos de un litro, con el fin de querer consumir una cucharada diaria al comenzar las clases”, explicó Avilez, quien espera otras escuelas repliquen esta práctica.

La colmena de la escuela de Huitranlebu está abierta a la comunidad, a quien quiera venir a aprender o simplemente degustar un poco de miel recién extraída, solamente debe acercarse con la indumentaria de seguridad que corresponde y podrá disfrutar de esta muy bonita experiencia.