Published On: jue, Dic 13th, 2018

Dos comunas mallequinas serán beneficiadas con proyectos por casi de $340 millones de pesos


Lonquimay y Traiguén recibirán proyectos relacionados con abastos de agua, mientras que se trabaja en la consecución de los recursos para el alcantarillado de la población de Manzanar en Curacautín.

Más de 339 millones de pesos, es el monto del financiamiento conseguido por la Subdere y el Consejo Regional en la persona del consejero Juan Carlos Beltrán, para el desarrollo de dos proyectos de abastos de agua denominados Aguas para el Buen Vivir, uno en la comuna de Lonquimay y otro en el sector Fortín Quechereguas de la comuna de Traiguén.
La información fue dada a conocer por el jefe de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere) de La Araucanía, Ricardo Senn, quien anunció que este financiamiento se logró en un trabajo conjunto con el consejero regional, Juan Carlos Beltrán, a través del Programa Mejoramiento de Barrios.

“Por ejemplo para Lonquimay —detalló Senn— hemos logrado aprobar un proyecto de abastos de agua, denominado Aguas para el Bien Vivir, para diversos sectores rurales por casi 226 millones de pesos; estamos conscientes de la escasez hídrica, sobre todo en Lonquimay que, si bien es cierto, tiene muchísima agua en los meses de invierno, tiene serios problemas en los meses de verano”.

Con respecto al proyecto destinado al sector Fortín Quechereguas de la comuna de Traiguén, dijo que beneficiará a un grupo de familias que, por mucho tiempo, sólo han tenido acceso al agua mediante camiones aljibes, quienes verán su problema solventado, mediante un proyecto cuyo monto asciende a 114 millones de pesos.

“En esta línea es importante indicar —precisó el jefe de la Subdere Araucanía— que no solamente la línea de llevar aguas a las comunas es relevante para la Subdere y el Consejo Regional, sino que también la posibilidad de poder tratar las aguas y es por eso que en una conversación extensa que sostuvimos con el consejero Juan Carlos Beltrán y con gente de diversos sectores público hace un tiempo atrás, tomamos la decisión de integrar dentro de la línea tradicional de la Subdere, el financiamiento del estudio de alcantarillado y planta de tratamiento para la comunidad de Manzanar, en Curacautín”.

Desde la perspectiva de Ricardo Senn, el de Manzanar es un proyecto de alta relevancia, por cuanto es un lugar conocido por sus termas, que es considerado un potencial polo de desarrollo turístico, al que la instalación de alcantarillado le permitirá a los habitantes, no sólo tener una mejor calidad de vida, sino atender con mayores comodidades a los turistas.

Por su parte, el consejero Beltrán manifestó que desde que asumió su cargo ha apoyado a Malleco.

“Estamos muy satisfechos —aseguró— porque estemos confirmando, junto al jefe de la Subdere, esta tremenda noticia, sobre todo porque estaos hablando de recursos para la comuna Lonquimay, para los habitantes de la comuna de Traiguén y también para Curacautín; el hecho de poder llegar con agua y dignificar la calidad de vida de los habitantes de Traiguén y Lonquimay es una tremenda alegría”.

Finalmente el core Beltrán dijo que esto es una muestra de que cuando se trabaja en conjunto, se pueden lograr grandes cosas. “quiero destacar particularmente el apoyo que siempre hemos tenido de parte de los consejeros regionales en general, para lo que son proyectos de agua potable; en mi caso particular seguiré trabajando con la misma fuerza y con el mismo entusiasmo, para ayudar y apoyar a todos los habitantes de la región y muy especialmente a los de la provincia de Malleco”.