Published On: Jue, jun 14th, 2018

Vehículo en reparación provoca incendio que casi termina tragedia

Dueño de la vivienda trabajaba en la limpieza una bomba de bencina del vehículo que al probarla con una batería causó chispas que se propagaron y produjeron el incendio.
IMG-20180613-WA0080
Lo que comenzó como una rutinaria reparación mecánica de un auto, bien pudo terminar en tragedia, de no mediar por la rápida y asertiva reacciones de los propios involucrados que pudieron sofocar las llamas tras una explosión que rápidamente inflamó el garaje y parte de la vivienda.

MECÁNICOS
José Fuentes, dueños de la vivienda afectada, nos relató que fue justamente él quien se encontraba junto a otra persona realizando labores mecánicas que generaron el accidente. “Estábamos limpiando una bomba de bencina con bencina. El combustible lo teníamos en un recipiente de metal y ya habíamos concluido el trabajo. Todo se había hecho tal cual como lo he hecho muchas veces. Con la finalidad de verificar que la bomba estuviera buena, conectamos ésta, a través de unos cables, a una batería, momento en el cual, creemos que los cables chispearon e inflamaron los gases del combustible, comenzando a arder el sector del garaje que se encuentra al frente de la vivienda”.

CONTROLADO
Efectivamente, el fuego tomó las paredes de este sector, quemando todo el fieltro que estaba sobre los muros, quemándolo por completo. Posterior a esto comenzó a tomar el entretecho de la vivienda y algunas cortinas, logrando ser controlado por los propios moradores quienes tiraron agua con mangueras y otros recipientes.

“Todo se inflamó muy rápido, Primero las paredes del garaje y después se fue hacia el entretecho de la casa. Nosotros atinamos a sacar el auto y posteriormente a conectar mangueras para tirar agua, lo que sirvió para extinguir rápidamente las llamas”, explicó Fuentes.
Tras la llegada de Bomberos, éstos pudieron constatar que ya gran parte del foco de incendio se encontraba controlado, procediendo a verificar que todo estuviera apagado.

La vivienda afectada, ubicada en Danzing 934, es ocupada por tres personas, el dueño de casa, José Fuente, su hija y sus nietos de tan solo 15 años.
Hasta el lugar llegaron cerca de una veintena de voluntarios de Bomberos, personal municipal y Carabineros.