Published On: jue, Jun 7th, 2018

18 internos del CDP de Angol recibieron su certificación para trabajar en muebles y artesanía

La ceremonia estuvo presidida por el director regional de Gendarmería, Leonardo
Barrientos, quien destacó el trabajo en torno a la reinserción social.

20180605_121943
En una emotiva ceremonia, donde destacó la presencia del director regional
de Gendarmería, Leonardo Barrientos, del seremi del trabajo, Patricio Sáenz
y del comandante del Regimiento de Caballería “Húsares” de Angol, Ignacio
García Bunster, el alcaide Fernando Olivares entre otros, se llevó a cabo la
ceremonia de certificación de los internos del Centro de Detención
Preventiva de Angol, que durante el año pasado participaron de los cursos de
Fabricación Artesanal de Muebles de Madera y Artesanía en Madera, lo que
se llevaron a cabo durante el segundo semestre del 2017 al interior del
centro penitenciario.

En la oportunidad, los internos fueron recibiendo uno a uno sus diplomas de
mano de las autoridades, quienes además los felicitaron por su esfuerzo y
preocupación de aprender oficios y técnicas que en el futuro, cuando
recobren la libertad, les servirán para reinsertarse en la sociedad y tener las
herramientas necesarias para poder llevar una vida normal y de trabajo.

DIRECTOR REGIONAL
El coronel Barrientos manifestó que “este tipo de iniciativas obedece a
mejorar las herramientas que ellos en principio manejaban y hoy les permite
ser unos maestros calificados con la finalidad de poder tener los medios para
desarrollarse normalmente en la sociedad. Son este tipo de situaciones las
que nosotros como institución buscamos, como las alianzas estratégicas, ya
sea a través del seremi del trabajo, por ejemplo, que nos permita capacitar a
los internos y mejorar sus habilidades, con la finalidad de mejorar la calidad
de los trabajos que los internos están desarrollando al interior de las cárceles,
con la finalidad de lograr que ellos sean capaces de desarrollar un trabajo
calificado”.

De igual forma, Barrientos dio a conocer que “una de las preocupaciones e
instrucciones de la dirección nacional, habla de buscar alternativas claras
para poder mejorar el proceso de reinserción social de nuestros custodiados,
enfocados principalmente a poder reinsertarlos socialmente”.

La idea es que estos trabajos puedan ser adquiridos por la gente o
comercializados fuera del penal y los reclusos puedan obtener una
remuneración y retribución por ellos y puedan así ayudar a sus familias, las
que se ven vulneradas cuando un miembro de la familia, sobre todo el varón,
se ve enfrentado a una situación de reclusión.

AFODEGAMA
Los cursos, dictados por el organismo capacitador, Afodegama, se iniciaron
en agosto y finalizaron en diciembre de 2017 y en él participaron internos, los
cuales recibirán además un total de 200 mil pesos en herramientas, las que
podrán utilizar para seguir desarrollando trabajos con fines comerciales al
interior del recinto penitenciario o como también podrán ser guardadas
hasta su salida y reinserción en la sociedad.
Esta actividad es una de las diversas acciones que se encuentran
programadas para el año 2018 y que están insertas dentro del contexto de la
reinserción social.