Published On: mié, Abr 11th, 2018

Cincuenta y una mujeres y cuarenta nueve hombres son nuevos conscriptos del “Húsares” de Angol

 IMG_9722[1]

Entre lágrimas de sus  padres, pololas fueron despedidos los nuevos soldados conscriptos que se acuartelaron el día martes.  

Un total de 100 nuevos soldados conscriptos se acuartelaron este día martes en el regimiento de Caballería “Húsares” de Angol, dando así inicio a este proceso de instrucción militar que se llevará a cabo durante este año y la mitad del próximo.
Entre lágrimas y abrazos, los nuevos reclutas, cincuenta y uno de ellos mujeres y cuarenta y nueve hombres, todos enrolados de manera voluntaria, se despidieron de sus familiares para posteriormente marchar hacia las instalaciones militares que en adelante se transformaran en su nuevo hogar.

INICIO
El teniente coronel Ignacio García Bunster, comandante del Regimiento Húsares, explicó que este es el inicio de un nuevo paso en sus vidas, mediante el cual, través de la instrucción militar, les enseñará a ser personas más responsables y conscientes de su vida.
“Hoy comenzamos con esta nueva etapa en la vida de estos jóvenes. A partir de hoy inician de manera gradual todo un proceso que va enfocado a una instrucción militar y que busca convertirlos en personas de bien. En los próximos días comenzarán con el proceso de adaptación a la vida militar, como por ejemplo levantarse más temprano, aprender a hacer sus tareas y reconocer grados, entre otros y posteriormente se irán de campaña por dos semanas al fundo Chumay en Traiguén donde se les instruirá acerca de técnicas de supervivencia y combate propias de la vida militar.

INTEGRACIÓN
Dentro de los desafíos para este años, el comandante informó que será la de integrar a las mujeres a las unidades de combate por primera vez, realizando labores de igual a igual con los soldados masculinos. “Este año los soldados femeninos va a integrar un escuadrón, va a marchar a caballo y van a realizar las mismas labores de los hombre, lo que es inédito, ya que años anteriores el personal femenino estaba reservado para labores principalmente administrativas.
Los reclutas además, durante su estadía en el regimiento también podrán continuar sus estudios, en el caso de aquellos que aún cursaban enseñanza media, como también aquellos que tenían estudios incompletos también podrán realizar la nivelación de éstos, dependiendo de los casos particulares de cada uno.

VOLUNTARIOS
El comandante García destacó además que el cien por ciento de los soldados ingresaron de manera voluntaria, lo que enorgullece a la institución y le entrega un mayor desafío y responsabilidad.