Published On: Lun, abr 2nd, 2018

Angol se unió a la celebración del día mundial del autismo

IMG_9541[1]
“El autismo no es una enfermedad sino más bien un modo de ser”, señalaron las profesionales. La actividad se desarrolló en el frontis de la Gobernación de Malleco.

Como una forma de ir derribando mitos e integrando a las personas que tienen autismo, la Unidad de Neuropsiquiatría Infantil del Hospital de Angol, desarrolló ayer una actividad a través de la cual se celebró en Angol el “Día Mundial del Autismo”, trastorno del cual, a pesar de los grandes avances en la investigación médica, no se ha logrado determinar su origen, el que hasta ahora sigue siendo un misterio.

INFORMACIÓN
La actividad, que se llevó a cabo en el frontis de la Gobernación de Malleco, contó con la participación de gran parte del equipo de Neuropsiquiatría Infantil del Hospital de Angol, como también autoridades comunales y miembros de la comunidad, quienes pudieron interiorizarse más en la materia y conocer los distintos trabajos y funciones en que se desempeñan niños con este trastorno de nuestra comuna.
Alejandra Durán, neuropediatra, explicó que “nuestra idea es mostrar las distintas actividades que los niños hacen durante sus talleres y hacerles conocer que ésta no es una patología tan terrible como normalmente pensamos, sino que existe una neurodiversidad donde cada niño se puede expresar de distinta manera. En el fondo es un modo de ser más allá de una enfermedad y ese es el objetivo de la actividad que tenemos hoy”, explicó.

EQUIPO
Con respecto a la cantidad de personas que poseen esta capacidad en la comuna, Alejandra Durán informó que son cerca de 200 niños los que se están tratando, siendo atendidos por un equipo altamente calificado que incluye un siquiatra infantil, médico familiar, neuróloga infantil, trabajadora social, profesor de educación física, terapeuta ocupacional y dos sicólogos.
De igual forma, Vania Cuevas Uribe, siquiatra infantil, jefa de la unidad de Neuropsiquiatría Infantil del Hospital de Angol, explicó que “a través de esta actividad queremos dar a conocer a la comunidad la importancia de la neurodiversidad y de la inclusión de los niños. En ella mostraremos la agrupación de padres de aquellos niños que están en tratamiento con nosotros y de todo el trabajo que ellos han hecho con sus hijos”, afirmó.
SÍNTOMAS
El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que ya se manifiesta durante los tres primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital.
Los síntomas fundamentales del autismo son deficiencias persistentes en la comunicación y en la interacción social y patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, intereses o actividades.
Los indicios que pueden ser indicativos del TEA en los niños son: En el parvulario y en la escuela, hay falta de interés por los otros niños; No comparten intereses (no acostumbran a señalar con el dedo aquello que les llama la atención para compartirlo con los demás); Ausencia de juego simbólico (dar de comer a muñecas, hacer cocinitas, jugar a coches como si fueran de verdad, etc.). Se establece poco contacto visual y no observan la expresión de la cara del interlocutor cuando juntos están viendo alguna cosa inusual; No acostumbran a realizar la sonrisa social. Su lenguaje, si existe, es literal (no entienden las bromas, los chistes, los dobles sentidos ni las metáforas).Evitan el contacto físico o les gusta más bien poco, entre otros.