Published On: Sab, ene 6th, 2018

¿LLEGÓ EL HOMBRE A LA LUNA?

qwqwqw

 

Kerman Abasolo Aravena

qwqwqwqwqwqEl próximo 29 de julio se celebran 46 años de la llegada del hombre a la Luna, fecha en que seguramente oiremos y leeremos que todo esto es una farsa inventada por los norteamericanos para ganar la famosa carrera espacial.  Tanto se ha divulgado e insistido en este tema que entre los mismos habitantes de los Estados Unidos un 5% cree que el hombre no llegó a la Luna y que solo era un montaje de Hollywood.

Lo que más preocupa es que si usted ingresa a Internet y pone ALUNIZAJES, ve que cerca del 90% de los artículos afirman que el hombre no llegó a la Luna.

Una de las “afirmaciones” es el por qué  no se observan estrellas en las fotografías obtenidas en la Luna. Usted amigo lector podría preguntarse por qué tampoco se observan estrellas en las fotos tomadas por las sondas Lunokod 1 y 2 (las primeras en la Luna), en la primera caminata espacial del hombre (Alexei Leonov), las primeras fotos de la cara oculta de la Luna con el Luna 3, etc, etc. ¿También los soviéticos nos estaban mintiendo? ¿Y qué opina de las fotos de la actual Estación Espacial? ¿También están todos coludidos ya que no aparecen las estrellas?

Una respuesta simple es que no es posible obtener una fotografía totalmente clara cuando los claroscuros son muy fuertes. O bien obtenemos la imagen de los astronautas y no aparecen las estrellas o bien fotografiamos las estrellas y los astronautas aparecen solo como manchones blancos.

Fotografía actual de la plataforma del Apolo 11 y equipos instalados.

Pero en vez de responder a otros supuestos montajes como el flamear de la bandera, las sombras de los astronautas, el reflejo en las máscaras, etc., vamos más adelante y hagamos preguntas de las que puede sacar conclusiones razonables.

¿Por qué en casi todos los países del mundo (incluido Chile) se enseña que el hombre llegó a la Luna?

¿Por qué los norteamericanos regalaron o prestaron a muchos países (incluido el nuestro) muestras de rocas lunares, si los soviéticos ya sabían cómo era el suelo Lunar y más tarde traerían una muestra a través de la sonda Luna 16?

¿Por qué Estados Unidos se arriesgaría a un montaje que finalmente sería descubierto con las próximas llegadas del hombre a la Luna?

Pero desgraciadamente las especulaciones siguen creciendo. El director británico David Percy creó un pseudo documental:¿Qué sucedió en la Luna? en el que intenta demostrar que el hombre no llegó a la Luna y que existía una cooperación secreta entre los soviéticos y los estadounidenses para engañarnos. Dice que los rusos habrían enviado a la Luna instrumentos repetidores para simular transmisiones desde la Luna.

Pero, como prueba irrefutable, están las declaraciones de Alexei Leónov, cosmonauta ruso comandante de la nave soviética durante la misión conjunta con EE. UU. Apolo-Soyuz en 1975, el primero en el mundo que realizó la caminata al espacio exterior el 18 de marzo de 1965. Leónov comentó al periódico ruso Izvestia: “¿Hubiera podido la URSS ganar la carrera lunar y ser primera en desembarcar un ser humano en la Luna? Después del famoso discurso de Kennedy EEUU asignó 25.000 millones de dólares al programa lunar. Mientras que la URSS se limitó a asignar 2.000 millones de rublos (es decir 10 veces menos que EEUU). Y es muy poco probable que hubiéramos podido asignar más: faltaban recursos monetarios espaciales. EEUU resultó ser el primero en alunizarse porque tenía una economía más fuerte.

A propósito, intentamos estropear ‘la fiesta’ para los norteamericanos y tres días antes de la partida del Apolo 11, lanzamos una sonda automática Luna-15 programada para traer a la Tierra muestras de polvo lunar. Fue una bajeza puramente ideológica: desde el punto de vista técnico era muy peligroso, ya que afectaba al radio control del Apolo 11 y amenazaba la vida de los astronautas. Pero debido a un fallo del altímetro, la sonda se estrelló en el alunizaje”.

En cuanto a la presunta falsificación del alunizaje, Leónov afirma que “es una cuestión de debate exclusivamente para algunos ignorantes”: “La partida del Apolo 11, el mismo vuelo y el amarizaje fueron registrados por centenares de radares en decenas de países. Trajeron desde la Luna el polvo que, en principio, no existe en la Tierra como tal. En cuanto a las presuntas inadecuaciones, como, por ejemplo, la bandera estadounidense que ondeaba en la Luna, mil veces se ha dicho ya que flameó unos primeros instantes porque llevaba dentro una red reforzada arrollada, y cuando la red se desenrolló, las oscilaciones se terminaron. En nuestro país esas tonterías se repetían porque nos daba mucha envidia que los estadounidenses nos hubieran ganado la carrera a la Luna. En otros estados es porque la afección al sensacionalismo barato es algo invencible“.

Pero tengamos paciencia ya que tendremos que soportar muchas más especulaciones que desgraciadamente corrompen el verdadero conocimiento del avance de la ciencia y tecnología.