Published On: Vie, may 12th, 2017

GOBERNADOR VISITA DEPENDENCIAS DEL CENTRO DE APOYO A VÍCTIMAS

El Programa de Apoyo a Victimas (PAV) en Chile fue creado en el año 2007 y en la provincia de Malleco a través del Centro de Apoyo a Victimas comienza sus funciones, en la comuna de Angol, en el año 2009, cuyo objetivo ha sido acompañar el proceso de recuperación y reparación a personas víctimas de delitos violentos, tales como lesiones graves, robos violentos, cuasidelito de homicidio,  atendiendo a más de 370 mil personas a nivel nacional. Hoy este programa cuenta con 52 centros y con presencia en las 15 regiones del país.

IMG_3461

El Programa de Apoyo a Víctimas, dependiente del Ministerio del Interior y Seguridad Pública y de la Subsecretaria de Prevención del Delito, celebró sus 10 años de vida a nivel nacional, en este contexto el Gobernador Malleco Guillermo Pirce visitó las dependencias del Centro de Apoyo a Víctimas que en la Provincia de Malleco celebró sus 8 años de permanencia prestando atención psicológica, jurídica y social a cerca de 240 personas anualmente.

Para Nury Torres, coordinadora del Programa en Malleco enfatizó que, “la experiencia del trabajo con víctimas de delitos violentos ha sido completamente positiva tanto para los profesionales que se desempeñan en este centro como para las personas que reciben una atención especializada y gratuita en un área que es poco conocida por el público en general”.

En la instancia, también, se destacó el desempeño de los profesionales y administrativos, liderados por Nury Torres, Evelyn Norambuena Díaz, Katherine Luna Romero, Macarena Cheuque, Conrad Thiele Sepulveda y Hugo Muñoz Osorio, quienes tienen la misión de atender a personas que han sido víctimas de hechos violentos y sus familias en las diferentes comunas de la provincia.

El Gobernador Malleco Guillermo Pirce resaltó la labor de los profesionales tomando en cuenta que , este programa anualmente en la provincia, atiende a cerca de 240 personas, “Para el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet es fundamental acompañar y entregar toda la ayuda que sea necesaria a quienes han sido víctimas de un delito y no sólo como prioridad, sino también como un derecho (…) asimismo en los últimos años esta oficina ha permitido ir más allá de atención a las personas víctimas de delitos, donde además se incluye a aquellas que fueron severamente afectadas por accidentes de tránsito graves o catástrofes naturales” subrayó la autoridad.

Es importante mencionar que este programa, a nivel nacional, ha estado presente para ofrecer atención en casos de alta conmoción pública, como lo fue recientemente el caso de Nábila Riffo, quien fue apoyada por un equipo completo de profesionales en el Centro de Atención de Coyhaique.

Un ejemplo concreto es que en el año 2015, fue firmado un convenio con la Fundación Emilia para derivar a las personas que luego de sufrir un accidente grave de tráfico necesiten atención personalizada y especializada.