Published On: Vie, feb 3rd, 2017

¡Aquí, sólo libros!

Por Jorge Abasolo

 

TITULO: Sociedad Digital. Racionalidad/Emocionalidad

AUTOR: Carlos Cantero

EDITORIAL: Rarinco 156 páginas

Excelente idea la de la Universidad Técnica Federico Santa María (Valparaíso) al cobijar un ensayo que se esperaba con ansias.

Se trata de un libro que aborda una multiplicidad de temas, pues el autor nos sumerge en los acertijos propios de la Modernidad.

Sin duda, todos los estudiosos del problema de la Modernidad coinciden en que cuando nos referimos a ella, estamos frente a un cóctel muy heterogéneo de situaciones, todas ellas mezcladas en un mismo conjunto.

Crítico contumaz del pragmatismo político –ese que dejó las ideas en el pretérito- el autor pone el dedo en la llaga en una crisis que percibe como institucional. De sus palabras podemos inferir que la sociedad por la que aboga Cantero es aquella que permita que cada uno se realice y dé respuesta a su vocación profunda.  No se trata de propiciar un sistema social que busque como meta exclusiva la felicidad. La realidad testimonia que han sido estériles los esfuerzos de quienes han seguido ese camino. Ahí está el ejemplo del tedio existencial en Suecia o la esperanza que alimentaba Solzhenitsyn en el Gulag.

Otro tema que concierta el interés del autor es la banalidad de una televisión que sólo opera como efecto narcotizante, donde la emoción reemplaza al pensamiento premeditado y el sensacionalismo termina por eclipsar la reflexión oportuna.

También aborda la crisis cultural, tema tan trajinado aunque pocas veces analizado como en este libro.

Cuando la cultura es pobre y dependiente de la televisión, el arte muta en farándula o concursos populacheros, porque no tiene mucho que contar.

Cantero infiere que en Chile es uno de esos países en donde hemos terminado confundiendo el arte y la cultura.

Mención aparte merece la preocupación del autor por una espiritualidad feble, donde “la ciudadanía percibe la captura de la espiritualidad por un materialismo minimalista de la dignidad humana”.

Nada más cierto. El materialismo exacerbado privilegia en grado superlativo el valor del dinero, casi como escala única para medir no solo estatus, sino valores y principios. “Dime dónde vives y te diré quién eres”.

Se trata de un fenómeno que obedece –sobre todo- a la secularización de las ideas y costumbres, situación por la cual el hombre llega a considerar que puede prescindir de Dios.

Si salimos de nuestras fronteras, comprobaremos que el 80 por ciento de la humanidad se considera religiosa. Un dato que nos incita a reflexionar. La clave parte por asimilar las palabras del pensador Korzybsky, en el sentido que el mapa no es el territorio. En consecuencia, la clave es que de todo lo que nos rodea y hasta donde vivimos, e incluso de nosotros mismos, sólo tenemos teorías (mapas) que funcionan por un momento. Luego, la teoría es una forma de relacionarse con la realidad transitoria, y no la realidad inmutable. Empero, las teorías también sufren de esclerosis, van quedando obsoletas, a medida que avanzamos con las preguntas. Estas deben ser renovadas, ampliadas y replanteadas una y otra vez.

Esa es la invitación que nos hace Carlos Cantero en “Sociedad Digital”.

En el capítulo cuarto, denominado “Encrucijada política y desarrollo humano”, el autor aborda el tema del PODER, y lo hace desde una perspectiva muy pertinente, pues en su condición de ex parlamentario sabe mixturar la teoría con la realidad.  Fustiga el oportunismo de los políticos de hoy, sumidos en un descrédito del cual parece ya muy tarde poder zafarse.

De sus palabras podemos inferir que los políticos no buscan el cargo para desarrollar políticas. Su propósito es acceder a la cartera y para que los elijan hacen enjundiosos anuncios y hasta con fanfarrias publicitarias. Una vez electos, siguen el curso que combine la cantidad más pequeña de problemas con las perspectivas más amplias de seguir en el cargo.

Creo que el autor echa de menos a ese tipo de gentes con hechuras de Jefe de Estado, es decir, aquellos que ocupan el cargo, pero no abusan del poder.

Sería una buena manera de terminar con lo que Cantero llama “tensión polar entre dominadores y dominados”.

Un libro necesario para entender el complejo siglo 21. Un ensayo destinado a no pasar inadvertido. Agudizará el sentido de observación en la gente más preclara. Y entusiasmará a las mentes más discretas…aunque dispuestas para que les indiquen el camino.

Hace unos años, Anthony Grayling, en su libro “El poder de las Ideas y las claves para entender el siglo XXI”, hizo un recuento de unas 130 nociones fundamentales que sirvieron de base para entender el siglo XXI. Logró cubrir un rango bastante amplio de ideas políticas, sociales, espirituales y científicas, y hasta describió su contenido.

A riesgo de que me tilden de exagerado, pienso que “Sociedad Digital”, de Carlos Cantero, habrá de convertirse en un excelente complemento del texto de Grayling.